En pleno casco histórico de la ciudad de Sevilla, junto a la calle Feria, al lado de la Alameda de Hércules, en el corazón donde confluyen la Basílica de la Macarena y el Mercado de la Feria. Magnífico edificio rehabilitado de principios del siglo XX en el que hemos manteniendo su arquitectura y forma originaria.

Añejo, sobrio, elegante, con carácter. . . en definitiva, “un edificio de viviendas abiertas a paisajes interiores con magníficas vistas al exterior”.